92 nuevas hidrogeneras se han abierto en el Mundo en 2016

Hidrogenera LindeSegún la web “h2stations.org”, a lo largo del año 2016 se abrieron alrededor del Mundo 92 nuevas hidrogeneras, o lo que es lo mismo, estaciones de recarga de hidrógeno para vehículos propulsados por pila de combustible. Nunca antes se habían abierto tantas hidrogeneras en un año. Estas 92 nuevas hidrogeneras representan aproximadamente el 33% de todas las estaciones de recarga de hidrógeno que hay operativas en el Mundo, unas 274. Esto pone de relieve el impulso que está sufriendo la tecnología de pila de combustible de hidrógeno aplicada a la automoción. Sin embargo, estas estaciones de recarga no se encuentran homogéneamente repartidas.

De las 92 nuevas estaciones (83 son de acceso público y 9 permiten repostar autobuses o flotas cautivas):

  • 45 se han abierto en Japón
  • 25 en los Estados Unidos, de las cuales 20 en California
  • 22 en Europa, de las cuales 6 en Alemania

La cuestión es que a enero de 2017 el número de hidrogeneras operativas en el Mundo ascendía a 274 (incluyendo 4 abiertas a comienzos de 2017) repartidas como sigue:

  • 101 en Asia, de las cuales 80 en Japón
  • 106 en Europa, de las cuales 22 en Alemania
  • 64 en América del Norte
  • 2 en América del Sur
  • 1 en Oceanía (Australia)

Por tanto, si comparamos los datos de hidrogeneras operativas totales con el número de estaciones abiertas a lo largo de 2016 se tiene que el 56.25% de las hidrogeneras de Japón se han abierto a lo largo del año 2016. En el caso de Alemania las nuevas estaciones representan un 27.27% del total.

Hidrogeneras en el mundo a enero de 2017

Hidrogeneras operativas (puntos verdes) y proyectadas (puntos naranja) en el Mundo, enero de 2017.

Los datos muestran la fuerte apuesta que se está haciendo en Japón por desarrollar una sociedad del hidrógeno, confirmando las palabras de sus mandatarios. Además, su apuesta por el hidrógeno no se reduce únicamente al transporte, sino a todos los ámbitos energéticos. Por ejemplo, la producción de electricidad así como agua caliente sanitaria en los hogares mediante el uso de pilas de combustible que aprovechan el calor que desprenden. Todo ello vino derivado del desastre nuclear ocurrido en Fukushima, tras el cual Japón se vio forzado a cambiar drásticamente su sistema energético nacional. La intención del Gobierno japones es que los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 sirvan como escaparate ante el mundo de las bondades de las tecnologías del hidrógeno. Además, empresas japonesas como Toyota, Panasonic o Toshiba están situándose a la vanguardia de estas nuevas tecnologías desarrollando equipos, componentes, prototipos y productos comerciales. De manera que llegado el momento puedan vender esta tecnología fuera de sus fronteras, lo que les proporcionara pingües beneficios.

En Europa, Alemania es uno de los países que más está apostando por el hidrogeno aunque por motivos muy distintos a los japoneses, en este caso estratégicos. La intención de Alemania es lograr la independencia energética, de manera que su producción de energía no tenga que depender de terceros países. Esta actitud viene motivada por las crisis y conflictos que ha sufrido con países del este de Europa a cuenta del gas natural y probablemente también por las inestabilidades a las que normalmente están sometidos los países productores de petróleo. De ahí la apuesta de Alemania tanto por las energías renovables como por el hidrógeno. De hecho, el país germano ya ha realizado pruebas de almacenamiento masivo de hidrógeno producido mediante electrólisis de agua a partir de energías renovables.

Hidrogeneras en el Europa a enero de 2017

Hidrogeneras operativas (puntos verdes) y proyectadas (puntos naranja) en Europa, enero de 2017.

En Alemania ya está programada la apertura o construcción de 29 nuevas hidrogeneras, mientras que en los Estados Unidos hay proyectadas 24. En EE.UU tan sólo el estado de California está invirtiendo de forma clara en hidrógeno y pilas de combustible. En California el hidrógeno está englobado dentro de un proyecto de gran envergadura que pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del estado. Para lo cual se están promoviendo las energías renovables, así como el uso de coches eléctricos, híbridos y de pila de combustible entre otras medidas.

Hidrogeneras en el Europa a enero de 2016

Hidrogeneras operativas (puntos verdes) y proyectadas (puntos naranja) en Europa, enero de 2016.

En Europa las hidrogeneras y los vehículos propulsados por pila de combustible no son solo cosa de Alemania, otros países también cuentan con planes y proyectos para desarrollar la movilidad mediante pilas de combustible en sus territorios. Por ejemplo, los países escandinavos, Francia, Bélgica o Italia. De hecho, Dinamarca es el país con la mayor densidad de hidrogeneras por habitante y el primero en ofrecer una cobertura completa para la recarga de hidrógeno en su territorio al contar con 11 hidrogeneras. Si bien es un país pequeño en el cual no es complicado desplegar una red de cobertura nacional, pero aun así requiere un cierto compromiso y esfuerzo que los daneses han llevado a cabo, y mantienen. Tanto es así, que tienen proyectada la construcción de una nueva estación de recarga de hidrógeno.

Sin embargo, Alemania es el país Europeo con mayor número de hidrogeneras (22). Además, su situación estratégica en el centro de Europa hace que el desarrollo de su red de repostaje de hidrógeno favorezca la conexión del norte del continente con el sur. Así, actualmente existe una autopista de hidrógeno Norte-Sur en Europa que permite viajar con un coche propulsado por pila de combustible de hidrógeno desde Noruega hasta el norte de Italia.

Hidrogeneras en el Europa a marzo de 2015

Hidrogeneras operativas (puntos verdes) y proyectadas (puntos naranja) en Europa, marzo de 2015.

La apertura de la primera hidrogenera pública en Suiza permite completar un corredor de hidrógeno que se extiende desde el este de Francia hasta Viena, pasando por Suiza.

De las 274 hidrogeneras actualmente en el Mundo, 188 son de acceso público, lo que representa un 68.5% del total. El resto en principio se dedican a alimentar flotas cautivas o autobuses, lo cual en una primera etapa de desarrollo y expansión de la infraestructura de hidrógeno, como es en la que nos encontramos, permite un consumo de hidrógeno estable. Ello asegura, al menos en buena parte, la recuperación de la inversión en la infraestructura.

Durante 2016 varias estaciones que fueron construidas como parte de proyectos de demostración durante la primera década del siglo XXI fueron modernizadas o remplazadas por nuevas estaciones públicas. Ello muestra como la tecnología del hidrógeno y las pilas de combustible está afianzándose y ganando momento. Hace años cuando los proyectos de demostración finalizaban, las hidrogeneras empleadas solían desmantelarse o caer en el olvido. Parece que eso ocurre cada vez menos y que en la actualidad las hidrogeneras construidas se mantienen y mejoran para que puedan seguir cumpliendo su función.

En enero de 2017 estaba anunciada la construcción de al menos 90 nuevas hidrogeneras en todo el Mundo, lo que hace pensar que 2017 será un año por lo menos igual de bueno que 2016 en cuanto a la apertura de puntos de recarga se refiere. Todos los datos ponen de relieve el impulso que está sufriendo la tecnología de pila de combustible de hidrógeno aplicada a la automoción. No olvidemos que ya en el Informe Anual de KPMG “Global Automotive Executive Survey 2017”, el 78% de los 953 encuestados (todos los cuales ostentan cargos en empresas relacionadas con el sector de la automoción) consideran que el verdadero avance de la automoción vendrá de la mano de los vehículos propulsados por pilas de combustible de hidrógeno. Sin embargo, la implicación de los diferentes países y territorios no es todavía homogénea, como puede verse en el caso de los Estados Unidos o en la propia Unión Europea. El de construcción de hidrogeneras es un sector incipiente, que está empezando a mostrar signos de consolidación igual que los vehículos de pila de combustible a los que da soporte. Por tanto, puede ser un buen negocio en los años venideros si finalmente la nueva tecnología se afianza.

Esta entrada fue publicada en Hidrogeneras. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *