Hyundai toma ventaja en la carrera del hidrógeno y planea sacar su 2º coche

Hyundai ix 35 en test de velocidadQuizás para no correr un excesivo riesgo con una tecnología que parecía incierta o para poder acelerar la disponibilidad del vehículo y poder promocionarlo y “distribuirlo” rápidamente, Hyundai diseñó su primer coche de hidrógeno, el ix 35 FCV, como una modificación del Tucson convencional. Sin embargo, esa decisión ha podido lastrar al vehículo tanto a nivel de prestaciones por no poder optimizar el diseño, como a nivel publicitario y comercial al aparecer ante el público como una marca que quizás no apostaba de forma clara por esta tecnología. Teniendo en cuenta que Toyota si ha realizado diseños específicos en su Toyota Mirai.

Pero tal y como recoge Jim Holder en la web Autocar, parece que Sae-Hoon Kim (investigador jefe en el campo de pilas de combustible de hidrógeno de Hyundai-Kia) ha insinuado que Hyundai planea sacar al mercado un vehículo de pila de combustible específicamente diseñado. Un diseño propio presenta una serie de ventajas técnicas pues permite un diseño integral de todos los elementos sin que un diseño previo de chasis o carrocería incluya restricciones innecesarias a los subsistemas. Además, confirmaría de cara al público la apuesta de futuro de Hyundai por los coches de hidrógeno, situándolo a la cabeza en esta tecnología entre los fabricantes al contar con dos vehículos de estas características a la venta.

Poco se sabe del posible nuevo vehículo. Sae-Hoon Kim ha dejado entrever que una autonomía de unos 800 km, muy superior a los actuales 500 km del Hyundai ix 35 FCV, y una velocidad máxima cercana a los 180 km/h serían unas características realistas para el nuevo vehículo. Estos valores le situarían muy por encima de cualquier coche de pila de combustible actualmente a la venta o cercana a ella sobre todo a lo que autonomía se refiere. Sin embargo, a no ser que mejoren mucho la eficiencia de la pila de combustible, lo cual es poco probable, la mayor autonomía se traducirá en una mayor carga de hidrógeno. Lo cual puede reducir fundamentalmente el espacio en el maletero, a no ser que el vehículo sea muy alargado como una ranchera. En la actualidad el consumo a los 100 km se sitúa entre 0.95 kg y 1 kg de hidrógeno, así el Hyundai ix 35 FCV es capaz de almacenar 5,64 kg de este gas en sus depósitos logrando una autonomía de 594 km. Para conseguir 800 km de autonomía, con el actual estado del arte, sería necesario almacenar unos 7,6 kg. Se aprecia la necesidad de aumentar el volumen de los depósitos (siempre y cuando se mantenga el estandar de comprimir a 700 bares), ¿no? Por otra parte, se está especulando con que el vehículo sea de tipo SUV (Sport Utility Vehicle) ya que las ventas de este tipo de vehículo siguen en auge y la marca está tendiendo a ello en sus últimos diseños.

El diseño y construcción en serie de un nuevo vehículo requiere una gran inversión, más si cabe si además se trata con tecnologías que se encuentran en desarrollo como son las pilas de combustible. Que Hyundai se plantee siquiera lanzar un segundo vehículo de estas características demuestra su confianza en las perspectivas de futuro del hidrógeno y su intención de no quedarse atrás frente al resto de marcas. Es más, parece que quiere tomar la delantera a sus competidores en los vehículos propulsados por hidrógeno. Veremos como resuelven los problemas técnicos sobre todo para alcanzar la autonomía planteada, lo que está claro es que Hyundai va a seguir dando guerra y eso es muy bueno para el avance de esta incipiente tecnología. Además, que cada vez más marcas saquen o confirmen su intención de sacar a la venta vehículos propulsados por hidrógeno es alentador y un signo de que está tecnología parece tener un prometedor futuro.

Esta entrada fue publicada en Automoción. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *