Un teléfono móvil con una duración entre recargas de 7 días podría estar a la vuelta de la esquina

Smartphone con pila de combustibleHoy la cosa va de teléfonos móviles y de uno de los grandes problemas que tienen estos dispositivos actualmente, que no es otro que la escasa duración de las baterías. Como todos sabemos, estos dispositivos han sido objeto de grandes avances en la última década. Sin embargo, las capacidades de las baterías no han podido seguirles el paso. De qué sirve contar con un teléfono capaz de reproducir videos en alta resolución, o mover videojuegos increíbles, si al utilizar este tipo de aplicaciones su batería va a fallecer en una pocas horas. La solución podría estar más cerca de lo que pensamos y en ella jugaría un papel importante las pilas de combustible, al parecer las de hidrógeno concretamente. Y es que, Intelligent Energy (empresa británica de la que ya hemos hablado por aquí) ha firmado un acuerdo con una empresa fabricante de móviles “indeterminada” por valor de 7.6 millones de dólares para el desarrollo e integración de pilas de combustible en el dispositivo del fabricante. Según la propia empresa británica, el teléfono móvil que cuente con este tipo de tecnología podrá mantenerse en funcionamiento durante toda una semana con cada recarga. Una semana, que se dice pronto.

Según Intelligent Energy el dispositivo podría estar plenamente operativo en el plazo de, tan solo, 2 años. Habrían conseguido fabricar una pila de combustible tan tan estrecha que puede ser albergada en la actual carcasa de los móviles sin que esta tenga que sufrir modificaciones. Y aun así, sería capaz de albergar la batería en su interior según las palabras del CEO de la empresa británica, Henri Winand. El único cambio en el diseño que tendría lugar sería la incorporación de una rejilla de ventilación en forma de unos pequeños agujeros en la parte trasera del móvil. De esta forma se favorecería la evacuación del calor generado por la pila de combustible así como del vapor de agua producido como resultado de las reacciones electroquímicas.

Existen varios rumores sobre cual puede ser esa compañía “indeterminada” que estaría apoyando a Intelligent Energy. Todo apunta a que la empresa que está detrás de todo esto no es otra que la creada por Steve Jobs y Steve Wozniak. Correcto, parece ser que Apple es la que está moviendo los hilos. Sin embargo, ninguna de las dos empresas ha confirmado, ni tampoco desmentido, estos rumores, ni ninguno de los surgidos a lo largo de los años pues esto viene de largo. Ya hace un año y medio se mencionó que las empresas de Cupertino y Loughborough habrían llevado a cabo una compra de patentes sobre pilas de combustible de forma conjunta. Por otra parte, el verano pasado Intelligent Energy sacó a la luz un prototipo de un Iphone 6 que contaba con una pila de combustible la cual se recargaba a través del conector para el auricular, el cual había sido modificado a tal efecto. Además, otra noticia que avivó la sospecha fue el fichaje por parte de la compañía británica de Joe O’Sullivan, antiguo experto de producto de Apple, como director de operaciones así como la apertura de unas oficinas en San José, California, muy cerca de la sede de la manzana.

¿Quién sabe? Quizás en un par de años contemos con un teléfono móvil que pueda durar una semana sin necesidad de recargarlo. Lo que veo más probable es que sigan manteniendo al menos su batería actual que podría ser recargada mediante la conexión a la red eléctrica y que a mayores cuenten con una pila de combustible. Más que nada por aquello de que a día de hoy lograr un punto de recarga de hidrógeno está complicado y quizás no pueda asegurarse siempre, al menos inicialmente, la disponibilidad de recargas individuales de hidrógeno. Además, como ya he mencionado en otras ocasiones, lo habitual es contar con una batería aunque se tenga una pila de combustible pues la primera maneja mucho mejor las modificaciones rápidas de carga. Así, se plantean dos opciones, que la pila de combustible únicamente recargue la batería o que trabajen en paralelo. En este caso me inclino más por que la primera opción, ya que la mayor parte del tiempo los móviles no están sometidos a una carga constante. A los efectos sería como un extensor de autonomía de los vehículos. ¿Serán los móviles con pilas de combustible el futuro?

Esta entrada fue publicada en Hidrógeno. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *